El Dakar, un sueño personal

Dakar

El martes 9 de diciembre se llevó a cabo la rueda de prensa Feria de las 2 ruedas con los motociclistas del Dakar 2015 en el Hard Rock Café en Medellín. El evento, organizado por La Feria de las 2 Ruedas, nos dio un espacio para compartir con los 4 colombianos que llevarán nuestra bandera por lo alto en la carrera más difícil del mundo. Mateo Moreno, Juan Esteban Sarmiento “Chilo” y Juan Sebastián Toro competirán nuevamente en la categoría motos y Christian Cajicá participará en la categoría cuatrimotos.

Chilo fue el más exitoso del 2014, uno de los 2 motociclistas colombianos en cruzar la meta en 2014, ocupando el puesto 58. Mateo Moreno correrá su 3 dakar, experimentado, con momentos de genialidad cada que corre, se presenta con altas expectivas, esperando mejorar ampliamente el resultado del año pasado, donde no pudo terminar por problemas técnicos. Igualmente Juan Sebastián Toro vuelve con las lecciones aprendidas de las carreras pasadas, duros entrenamientos y fortaleza mental lo hacen muy competitivo este año. Chrisitan Cajicá a su vez, se prepara para ser el primer colombiano en correr en cuatrimotos, una categoría dominada por latinos, con Can Am. La meta conjunta, terminar la carrera, y terminarla bien. Dejar el nombre de Colombia en alto.

parcours_carteLlenos de ánimos van nuestros pilotos a enfrentarse con los terrenos de Argentina, Chile y Bolivia en una ruta de 9.000 km de distancia y 2 etapas maratón que pondrán a prueba tanto su resistencia física y mental como su conocimiento mecánico. El aire está lleno de camaradería, orgullo patrio y ansiedad de embarcarse en una aventura donde llegar al final es en sí un gran premio.

El evento estuvo lleno de anécdotas de los participantes, sus experiencias pasadas en el Dakar sobre el arduo trabajo antes de empezar la carrera, especialmente por la parte económica, y explicaciones sobre cómo la mitad del proyecto en sí consiste más en hacer lobby con los patrocinadores que en las preparaciones físicas, mentales o técnicas para correr la misma.

Si bien el evento nos dejó llenos de expectativas y contó con una excelente organización, también debemos admitir que nos dejó un poco tristes sobre la condición actual del motociclismo en el país, donde sus mayores promotores parecen ser los mismos fans pero por encima de todo, los pilotos, esto enfatizado por situaciones particulares por las que han pasado todos para poder competir y pagar los casi $200’000.000 que puede costar correr en condiciones aceptables. “Este no es nuestro trabajo, somos ejecutivos” nos cuenta Mateo Moreno, mientras que Juan Sebastián Toro nos comenta sobre las peripecias de incluir 2 horas de entrenamiento por la mañana y por la noche mientras atiende a sus clientes por teléfono. Lastimosamente hoy vivimos en un país donde son pocos los motociclistas de profesión, personas que se pueden dar el lujo de competir tanto a nivel como en condiciones profesionales, y donde el apoyo y el interés de la empresa privada fluctúa entre amores y desamores personales por la categoría. Ni hablar de casos tan extremos como que algunos de los pilotos no cuenten con patrocinios oficiales de las mismas casas de motos en las que corren.

Antioquia necesita autódromo, Colombia necesita autódromos. Y nosotros como fanáticos debemos hacer presencia también.

Estando en el mundo de los patrocinios, aunque en un nivel inmensamente menor, es imposible no pensar en los beneficios que al participar en este tipo de competencias los pilotos pueden brindar a la empresa privada. Es difícil entender por qué resulta tan difícil tener pilotos de profesión en un país donde la cultura e industria motociclista es tan poderosa, especialmente un país con empresas cuyos “corazones” se hinchan con la palabra “Colombia” a cada oportunidad. ¿Será posible que la empresa privada no vea los beneficios de participar en estas actividades? Lo más factible es que los resultados en Excel no justifiquen la inversión, o que nuestros representantes no sean percibidos como candidatos tan fuertes; pero qué rápidamente cambian las percepciones cuando llegan los triunfos; qué historias tendrán una Mariana Pajón, o un Nairo Quintana del antes y después de su éxito y de cómo se vinculó la empresa privada después de sus medallas. Algo que hay que entender es que las responsabilidades de un patrocinio trasciende la función del piloto. Una relación sinérgica para buscar el crecimiento y beneficio mutuo. El formato ya existe, no falta sino ver los ejemplos que Formula 1 o MotoGP nos dan, así en nuestro caso lo hagamos a lo “criollo”. ¿Por qué le cuesta tanto a la empresa privada montarse en un plan de creer en el país Colombia y sus deportistas de motor? Es hora que la empresa privada y el estado también, diversifiquen del fútbol y fomente nuevos escenarios donde puedan crecer atletas de profesión. Un nuevo escenario donde los atletas demostrados puedan enfocarse en dejar nuestro nombre en alto en el escenario internacional y estar en función de lobby a los primeros meses del año, para finalizar meses de entrenamiento, acondicionamiento y actividades de marketing para obtener mejores resultados tanto deportivos, como en pro de esas marcas. ¿Por qué no realmente creer en lo colombiano? No me malinterpreten, no quiero ser ingrato con las actividades actuales con los deportistas, solo que es hora de ir más allá y darles el apoyo y los escenarios necesarios y para sumar, Antioquia necesita autódromo, Colombia necesita autódromos. Y nosotros como fanáticos debemos hacer presencia también.

El Dakar es hoy entonces un sueño personal de quienes se aventuran a enfrentarlo, mañana un sueño colectivo de todos aquellos que estamos detrás ayudando, como podemos, a lograrlo. Felicitaciones a Auteco y a IMB Colombia, quienes representan a KTM y a Can Am respectivamente por poner su fe en estos pilotos y servir de ejemplo a las otras casas de motos. Felicitaciones a la Feria de las 2 Ruedas, a Riders Protection, a Disandina, a Shark a Aserpa, a Shell Advance, a Andi Rent, Alpinestars, BoConcept, a Coldeportes, a Garmin Pamacol, a Marca País CO y FedeMoto, a LAN a Touratech, a Mastech y SOP Biker, a la gran cantidad de grandes y pequeñas empresas que se nos escapan en este momento, que adornan con sus logos y nombres las motos y ropa de nuestros pilotos, a todos los que ayudan como pueden, con productos o tiempo para ayudar a estos gladiadores en una labor que lastimosamente hoy es más difícil de lo que debería.

No olviden hacer barra entonces a nuestros héroes sintonizando Fox Sports del 3 al 17 de enero, y llenándose de emoción al ver los resultados en la general día tras día, compartirlo en redes sociales y mostrarle al país que nos importa más que la Liga Postobon o Liga Águila, como se llame ya.

Leonardo Gomez

Leonardo Gómez es un publicista de la era digital, y un motociclista todo el día. En su experiencia como motociclista se ha enfocado en conocer los caminos menos recorridos y conectarse con su país a través de sus carreteras. Es un amante a morir de las motos y vela por su justa posición como el último medio de transporte sostenible y divertido en existencia. Leo les mostrará los mejores destinos del país, al igual que lo último en gadgets y novedades del motociclismo mundial.