Camino a: Cartagena de Indias

Cartagena de Indias es uno de los destinos turísticos más importantes de Colombia y América Latina. El turismo se convirtió en un factor potencial de la ciudad gracias a sus atractivos naturales y su rica historia, notorio en la variedad de estilos arquitectónicos. EnMoto estuvo allí y hoy compartiremos nuestra experiencia.

Cartagena está ubicada a 642 km de Medellín a unas 11 horas de viaje, o a 1059 km Desde Bogotá para unas maratónicas 17 horas de viaje por la troncal del magdalena medio. Partimos nuevamente desde Medellín para la costa con el fin de conocer una nueva oferta turística de la ciudad, el distrito Getsemaní.

Cartagena de Indias es la capital del departamento de Bolívar y en 1991 fue declarado como Distrito Turístico, Histórico y Cultural y está localizada a orillas del mar Caribe. Fundada por Pedro de Heredia el 1 de Junio de 1533, nombrada por Cartagena, España. A partir de su fundación y durante toda la época colonial española, Cartagena de Indias fue uno de los puertos más importantes de América, principalmente asociada con la historia pirata, pues allí se presentaron numerosos ataques por parte de ellos, que encontraron en la ciudad un lugar adecuado para saquear en la época colonial. Gracias a esto se convirtió en la ciudad más reforzada de América del Sur y el Caribe.

…evitar la entrada por el Municipio de Arjona y las localidades que, en carretera nacional, tienen cámaras de fotomultas…

El viaje hasta allá es bastante común para el motociclista paisa, pues requiere la misma salida a través de Yarumal para llegar a otros destinos populares como Moñitos, Coveñas, Tolú o Barranquilla y Santa Marta. Las paradas comunes se llevaron a cabo en la vía, incluyendo una parada nueva en Planeta Rica para tomar un delicioso jugo natural de zapote. Nuestra única recomendación al momento de entrar a Cartagena es evitar la entrada por el Municipio de Arjona y las localidades que, en carretera nacional, tienen cámaras de fotomultas con límites de velocidad de 40 km por hora – Gracias Arjona, aparentemente mis 55 km por hora eran un peligro en carretera nacional – esto lo puedes lograr cambiando la ruta en Sincelejo y llegar a través de María la Baja a Mamonal o directamente cambiando la ruta antes de entrar a Arjona. Un puente que pasa sobre la vía a mano derecha te guiará a Cartagena con menos problemas.

Principalmente asociada con la historia pirata, pues allí se presentaron numerosos ataques por parte de ellos…

Una vez en Cartagena notarás que mantiene su arquitectura colonial, por esta razón la UNESCO la declaró Patrimonio de la Humanidad en 1984, con sus principales sitios de patrimonio en la entrada principal al centro histórico, la Torre del Reloj o Boca del Puente, construida sobre la muralla en el siglo XIX, el barrio Getsemaní y el muelle de los Pegasos; toda la Ciudad Amurallada y en su interior la Plaza de los Coches, rodeada de casonas coloniales y presidida por la estatua de Pedro de Heredia; la Casa del Marqués del Premio Real, la Casa de la Aduana, la Iglesia y el Convento de San Pedro Claver. Allí también se encuentran el actual edificio de la Alcaldía Mayor, la Casa de la Inquisición, el Museo del Oro y el Museo de Arte Moderno donde se presentan exposiciones de artistas colombianos y finalmente el Castillo San Felipe de Barajas, fortaleza española construida para proteger la ciudad del asedio de los piratas.

No todo es cultura sin embargo en Cartagena, un destino popular por sus playas y ambiente juvenil y de fiesta. Puedes encontrar múltiples balnearios como Bocagrande, el Laguito, la Boquilla, Castillo Grande. Las islas de Tierra Bomba y del Rosario son también dignos de visitar ya que te permiten visualizar el puerto de Cartagena desde el Mar, el fuerte externo y ver las playas paradisiacas de estas múltiples islas.

Nuestro lugar de reposo para esta vez, un hotel que está generando renombre en Getsemaní, el hotel Casa Lola. Casa Lola se compone tanto de la típica casa colonial del siglo XVII y de una maravillosa construcción republicana de finales del XIX. Ambas han sido totalmente restauradas y acondicionadas para recibir huéspedes de talla mundial, y el servicio de su staff está en el absoluto tope. Personas carismáticas, siempre dispuestas a ayudar y que te recibirán con una sonrisa. Un hotel con aires de galería de arte, una mezcla decorativa difícil de explicar, que entra en armonía con un tipo de viaje de descanso y relajación, lejos de la experiencia estéril de un hotel tradicional. Wi Fi, desayuno incluido, televisor de alta definición, aire acondicionado y mini bar son algunas de las amenidades del hotel, sin embargo son rápidamente opacados por sus 2 piscinas en la terraza que te permiten ver los techos desde Getsemaní hasta las plazas de la ciudad amuralla y el castillo de San Felipe. Es fácil entender porque Tripadvisor lo premió como el Traveler’s Choice en el 2013.

Media cuadra más abajo un parqueadero público provee un lugar para parquear la moto sin problemas y protegida de los elementos, justo como nos gusta.

El hotel está ubicado a una cuadra de la plaza de Getsemaní, o Plaza Trinidad, un lugar que está ganando tracción con aquellas personas que están buscando planes más tranquilos, una cerveza fría sentado en la plaza escuchando artistas locales tocar guitarra; un hermoso contraste entre los elegantes restaurantes de la zona y los carritos de comida callejera. Lo mejor de todo sin embargo son los precios, encontrando ofertas de muy buena calidad a precios asequibles, algo un poco difícil de encontrar en esta ciudad, conocida por sus altos precios, especialmente dentro de la ciudad antigua.

La Trattoria cuenta con un amplio menú, excelente servicio y buenos precios, asegurando un rato agradable y perfecto para tomarse unas copas de vino.

Nuevamente se destaca un restaurante italiano en esta lista, Di Silvio Trattoria una hermosa pizzería de horno de leña en la plaza, conocida como “la pizzería con el árbol en la casa” por el árbol que acompaña uno de sus espacios, el patio interior. La Trattoria cuenta con un amplio menú, excelente servicio y buenos precios, asegurando un rato agradable y perfecto para tomarse unas copas de vino. Es común ver a la alta sociedad cartagenera pasar por esta ya establecida pizzería. Tan buen es que Tripadvisor le ha otorgado el Certificado de Excelencia 2014 gracias a las constantes buenas reseñas de sus comensales. Nosotros no fuimos la excepción.

Entre otros destinos turísticos que visitamos, el Castillo San Felipe de Barajas nunca deja de sorprender, sus oscuros túneles y pasajes secretos, su arquitectura colonial y la bella vista al puerto de Cartagena. Los tours incluyen un guía que los llevará por todo el castillo y contará sus historias, o un audio guía digital similar a los de un museo. También puedes hacer el recorrido tu solo. Es un lugar que normalmente evitamos por ser tan turísticos, pero eso no quita que sea un lugar espectacular. Bloqueador solar, una gorra o sombrero y un par de cervezas Club Colombia hará del recorrido más divertido. Te tomará un par de horas y no te arrepentirás.

Incluso podrás comprar una langosta viva  y en el hotel la cocinarán a tu gusto.

Finalmente, gracias al excelente servicio del hotel Casa Lola, coordinamos también una visita a Isla del Sol, una de las islas del Rosario. El tour cuesta alrededor de $120.000 por persona e incluye transporte del hotel al puerto, el viaje en lancha y almuerzo en la playa privada. Aguas cristalinas, lejos del tumulto, disfrutando cervezas micheladas o mojitos en el bar y una piscina de agua salada para quienes no disfrutan de la arena. La isla tiene algo para todos. Incluso podrás comprar una langosta viva – como pueden ver en la foto – y en el hotel la cocinarán a tu gusto. Lo único que no nos gustó fue el hecho de la alta presencia de “aguamalas” o medusas en el mar, lo cual nos obligó a movernos a una parte cerrada de la playa. De todas formas esto no detuvo la diversión y el día de playa fue un éxito. Otros servicios disponibles incluyen una caminata ecológica con un poco de kayaking – gratuita yay! – una visita al acuario, “caretear” o una sesión de buceo, estas sin embargo tienen costo adicional.

… siempre puedes encontrarte con gemas como La Cevichería, en mi opinión el mejor ceviche del mundo…

Cartagena es una ciudad, como muchas en Colombia, llena de contrastes, hoteles 5 estrellas con precios exorbitantes, hoteles en la playa para las familias que vienen a ver el mar y toneladas de vendedores ambulantes. Turistas locales y extranjeros deambulan por sus calles buscando la mejor fiesta, el mejor restaurante, la mejor oportunidad para una foto. La ciudad amurallada es un placer para caminar y ver la arquitectura, tiendas y restaurantes; donde siempre puedes encontrarte con gemas como La Cevichería – en mi opinión el mejor ceviche del mundo – o el Palacio de la Inquisición, el museo histórico de Cartagena. Al frente encontrarás una estatua de Bolívar con la cita  “Si a Caracas le debo la vida, a los cartageneros la gloria” lo cual nos hizo reír considerando la cita su estatua de en Mompox, donde ya había comprometido su gloria.

El viaje llega a su final y es hora de salir nuevamente de Cartagena camino a Medellín, una foto multa en Arjona – en serio, váyanse por Mamonal – y un par de policías de carretera con su juguete favorito, la pistola de velocidad o radar fueron las únicas novedades del retorno. Un viaje un poco largo, pero completamente divertido.

Cartagena los espera.

Leonardo Gomez

Leonardo Gómez es un publicista de la era digital, y un motociclista todo el día. En su experiencia como motociclista se ha enfocado en conocer los caminos menos recorridos y conectarse con su país a través de sus carreteras. Es un amante a morir de las motos y vela por su justa posición como el último medio de transporte sostenible y divertido en existencia. Leo les mostrará los mejores destinos del país, al igual que lo último en gadgets y novedades del motociclismo mundial.